Skip to main content


Coyhaique-. El abogado procurador fiscal de Coyhaique del Consejo de Defensa del Estado, Paulo Gómez Canales, presentó ante el juzgado de Garantía de Coyhaique, en investigación penal sobre delito de falsificación de documento público, una querella por ese delito, descrito en el numeral 4° del artículo 193 del Código Penal, en contra de los funcionarios de la PDI Juan Ignacio Uribe Valeria, y Ricardo Antonio Aedo Cabrera y en contra de toda persona que resulte responsable de la comisión del delito objeto de la presente acción penal u otros delitos que pudieran surgir en el transcurso de la investigación». 

De los antecedentes que obran en la carpeta de investigación se constata que durante el año 2023, entre los días 24 y 26 de agosto, los querellados Aedo Cabrera y  Uribe Valeria, Subcomisario e Inspector de la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado Coyhaique, de la PDI, respectivamente, participaron junto a otros funcionarios de la misma institución en un procedimiento que se verifica en el contexto de una investigación por el delito de tráfico de drogas en el cual, mediante el empleo de la técnica investigativa de entrega controlada, debían investigar la entrega de dos encomiendas cuyo contenido había sido sustituido, incautándose 6 kilos y 362 gramos de marihuana. 

La querella señala que «con fecha 26 de agosto de 2023, aproximadamente a las 11:51 horas, llegó hasta las inmediaciones de un domicilio ubicado en Puerto Aysén, B.O.G. – quien había retirado las encomiendas y haría la entrega- en compañía del Inspector A.S.T., saliendo al exterior Camila Trujillo Alarcón a quien hizo B.O.G. entrega de las dos encomiendas, guardándolas ésta en su automóvil marca Nissan, modelo Tiida, que permanecía estacionado en el frontis, para luego cerrarlo e ingresar al interior de la vivienda».

Añade la acción judicial que «posteriormente, siendo cerca de las 14:01 horas, en cumplimiento de una autorización judicial de entrada y registro, funcionarios de la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado Coyhaique, entre los que se encontraban los querellados Aedo Cabrera y Uribe Valeria, irrumpieron en el domicilio de Trujillo Alarcón, encontrándose ésta en su interior, siendo detenida como autora de un delito flagrante de tráfico de drogas; y luego a las 14:05 horas aproximadamente, mientras se desarrollaba esta diligencia, el asistente policial J.H.A., cumpliendo la instrucción que le dio el querellado Uribe Valeria, sacó desde el interior del vehículo ambas encomiendas y las trasladó al interior de la vivienda. Finalmente, los querellados Aedo Cabrera y Uribe Valeria, en dependencias de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado, en Coyhaique, confeccionaron y suscribieron el informe policial N° 2023042070/00250/7007, de fecha 27 de agosto de 2023, en el que informaron al Ministerio Público del procedimiento, faltando a la verdad en la narración de hechos sustanciales».

La querella agrega que en esa unidad policial fue donde plasmaron que las referidas encomiendas se encontraban al interior del inmueble al momento de realizarse la diligencia de entrada y registro, lo que también detallaron en sus declaraciones que prestaron con fecha 26 de agosto de 2023, donde ambos señalaron «en primera instancia se concurre al domicilio, donde B.O.G. avisa la llegada mediante la bocina del vehículo, saliendo del inmueble una persona de sexo femenino, contextura gruesa, quien señala que recibirá las dos cajas, por lo que se hace entrega de estas junto a los recibos de pago de cada uno de ellas, para que luego la mujer las ingrese a su domicilio, siendo todo observado por el Inspector A.S.T., y en el acta de incautación o entrega voluntaria de objetos documentos y/o instrumentos anexo N° 33 del referido informe policial y NUES, lo cual era falso, sin incorporar en el informe policial ya señalado el cuadro gráfico demostrativo que el mismo día había realizado el asistente policial J.H.A. al fijar las encomiendas al interior del vehículo, y que reflejaba el lugar en que habían sido guardadas las encomiendas». El abogado procurador fiscal del Consejo de Defensa del Estado indica que «en consecuencia, los querellados en su calidad de funcionarios públicos y abusando de su oficio, proceden a faltar a la verdad en la narración de hechos relacionados con la detención de Camila Trujillo, contenidos en el informe policial N° 250, de 27 de agosto de 2023, en cuanto a que las cajas de cartón que supuestamente contenían droga habrían sido ubicadas al interior de su domicilio, en circunstancias que, posteriormente, rectifican la información, señalando que las cajas contenedoras estaban en un vehículo motorizado estacionado en la vía pública, frente al domicilio allanado. Necesariamente debe calificarse de sustancial la falsedad, ya que la orden judicial de entrada y registro otorgada por el juez de Garantía de turno decía relación con la casa habitación y no con el vehículo donde, en definitiva, se encuentran las cajas. De esa forma resulta evidente que se afecta la fe pública que debe rodear las actuaciones de los funcionarios públicos, y en especial, la de los funcionarios policiales».

El CDE sostiene que de conformidad con lo previsto en el artículo 113, letra e) del Código Procesal Penal, se solicita al Ministerio Público, una diligencia de investigación que consiste en citar a prestar declaración, en calidad de testigo, a la fiscal adjunto de la Fiscalía de Coyhaique que tiene a su cargo este caso, con el objetivo de que precise si los funcionarios policiales querellados le informaron, luego de la detención de Camila Trujillo, que las cajas de cartón donde se contenía la droga, habían sido encontradas en el interior de un vehículo y no al interior del domicilio de la detenida en el operativo. 

Para el abogado querellante de Camila Trujillo, Aldo Basquee, esta acción judicial y las diligencias solicitadas tienen una gran relevancia ya que permitirán constatar detalles relevantes del caso y en especial, acreditar que existen evidentes contradicciones entre lo que se describe en los informes de la PDI y lo que realmente ocurrió en el procedimiento policial.

Agregó que esta querella es fundamental para transparentar lo ocurrido y deslindar responsabilidades respecto a situaciones que no están del todo claras y que podrían alterar significativamente el relato de los policías y los argumentos de la fiscalía.






Fuente: Diario El Divisadero

Leave a Reply