Skip to main content

Con apoyo transversal, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley «Acceso a Internet como un servicio público de telecomunicaciones», quedando listo para ser promulgado por el Presidente Gabriel Boric. 

La iniciativa, que se enmarca dentro del Plan Brecha Digital Cero de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, permitirá entre otras cosas, profundizar en la obligatoriedad de las empresas en prestar servicios de conectividad digital en todas las zonas donde tengan cobertura y fortalecer las atribuciones de fiscalización de Subtel. 

Valparaíso, 16 de abril del 2024.- 

Tras una larga tramitación, la Cámara de Diputados aprobó con amplia mayoría el proyecto que consagra Internet como servicio público. Esto significa que una vez que la ley -impulsada durante el segundo Gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet- sea promulgada y los reglamentos asociados sean aprobados, la provisión de internet podrá ser fiscalizada de la misma forma que la telefonía móvil, a la vez que se habilitarán una serie de herramientas en pos de acortar la brecha digital. 

«Estamos muy orgullosos de que hemos finalmente aprobado la ley de Internet como servicio público. Una ley que viene a hacerse cargo de esta necesidad del país de acortar la brecha digital, de que hoy día no se nos puede quedar nadie fuera del acceso a Internet. En la pandemia descubrimos con mucha fuerza la importancia, lo duro que es para las personas que no tienen un buena conectividad digital, cómo eso significa quedar fuera de accesibilidad a servicios, conectividad que hoy día es fundamental en esta vida moderna. Es tan grave no tener servicios de Internet en un determinado día como a lo mejor que me corten la electricidad y me corten el agua. O a lo mejor hoy día es tan impensable para muchos de nosotros no tener acceso a internet como no tener acceso a las calles. Y por eso es que este proyecto de ley que hoy día ha sido aprobado por la Cámara de Diputados, la semana pasada por el Senado y que va a ser ley de la República, nos pone tan contentos», señaló el ministro de Transporte y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz. 

A su vez, el subsecretario de Telecomunicaciones, Claudio Araya, dijo que, «hoy dimos un gran paso en el reconocimiento de derechos en una sociedad que es cada vez más digital. Cuando este proyecto sea promulgado y se aprueben todos los reglamentos respectivos, las familias de nuestro país recibirán una respuesta clara y oportuna acerca del tiempo que demorarán en acceder a los servicios. No hay cupo o no hay factibilidad técnica no podrá ser una respuesta de las empresas a la hora de llegar con Internet fijo a las diferentes zonas de nuestro país. Avanzamos con más conectividad digital en todo el territorio nacional, de manera equitativa y superando las brechas de acceso». 

En la región de Aysén, el seremiTT Hans Zimmermann agregó que «este importante avance normativo viene a consagrar el acceso universal al Internet para todos los habitantes del territorio nacional. Chile ha sido uno de los estados que más tempranamente ha legislado sobre estos aspectos, siendo pioneros a nivel mundial en estas materias. Esta normativa trae aparejada una serie de prorrogativas que buscan consagrar el acceso universal, permitiendo incluso el subsidio a la demanda para las personas que no puedan costear los servicios de Internet. Ya lo ha dicho el ministro Juan Carlos Muñoz, contar con Internet en una vivienda en estos tiempos es tan importante como tener agua o electricidad. Es necesario para la educación, es necesario para el emprendimiento, en fin, para el desarrollo de la vida cotidiana».

Algunos de los beneficios que se habilitan con la aprobación de la ley giran en torno a la profundización de la obligatoriedad de las empresas en prestar servicios de conectividad digital en todos los lugares donde tengan cobertura, eliminando el concepto de zonas rojas como un limitante a la hora de llegar con servicios a determinadas zonas del país. Por otro lado, la Subsecretaría de Telecomunicaciones verá fortalecida su labor fiscalizadora y con ello, podrá incrementar las sanciones y multas por incumplimientos legales y regulatorios por parte de las empresas de telecomunicaciones; además de permitir la creación de mecanismos para otorgar subsidio a la demanda y de esa manera ayudar a las familias a costear los planes de Internet hogar. 

Leave a Reply