Skip to main content

La iniciativa se da en el marco del proyecto «Piloto de acuicultura a pequeña escala en Raúl Marín Balmaceda», el que será ejecutado por Fundación Chinquihue e implementado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. La iniciativa busca la diversificación productiva de la acuicultura a pequeña escala.

Con el lanzamiento oficial del proyecto «Piloto de acuicultura a pequeña escala en Raúl Marín Balmaceda», se inició una serie de actividades cuyo objetivo consiste en avanzar en la diversificación productiva de la acuicultura de pequeña escala en la zona. La primera de estas actividades consistió en la realización de un diagnóstico técnico productivo en dos concesiones de acuicultura ubicadas en este austral sector.

El lanzamiento se llevó a cabo en dependencias de la Delegación Municipal de Cisnes de Puerto Raúl Marín Balmaceda, oportunidad en que fueron presentados en detalle los lineamientos de la iniciativa a través de las dos entidades que encabezan el proyecto: GEF Gobernanza Marino-Costera y Fundación Chinquihue.

En la oportunidad, se congregaron funcionarios de la FAO, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA), la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Ilustre Municipalidad de Cisnes, así como personeros de la Asociación Gremial de Turismo y Fomento de Puerto Raúl Marín Balmaceda, además de beneficiarios y habitantes de esta localidad de la región de Aysén.

Miguel Moreno, coordinador regional del proyecto GEF Gobernanza Marino-Costera, destacó el hito y agregó que «este lanzamiento nos muestra de manera concreta que el trabajo colaborativo de todos los actores involucrados, incorporando el enfoque ecosistémico, permite no sólo fortalecer una acuicultura a pequeña escala que promueve el desarrollo económico sino también impulsa la conservación y la restauración de las áreas marino-costeras».

El profesional dijo que esperan que esta y otras iniciativas de similares características «sean replicadas en otras zonas del país y de la región, que se encuentran ante los desafíos asociados a avanzar hacia una gobernanza marino costera respetuosa de la biodiversidad y con una visión de largo plazo».

Por su parte Iver Núñez Parraguez, profesional de la Dirección Zonal de Pesca y Acuicultura región de Aysén, -entidad que es un aliado relevante de GEF Gobernanza Marino-Costera en la zona y, como tal, juega un rol preponderante-, indicó que, en la región de Aysén «la acuicultura de pequeña escala es muy incipiente en comparación, por ejemplo, a la región de Los Lagos, que tiene un alto desarrollo».

El profesional de la Subpesca aseguró, además, que «en el caso particular de la comuna de Cisnes, lo interesante es que las concesiones que tienen el potencial para hacer acuicultura de pequeña escala, son principalmente de Puerto Raúl Marín Balmaceda, que son cuatro. De esas cuatro, dos están involucrándose en este proyecto piloto». 

Jorge Tillería, jefe del Centro de Producción de Semillas de Fundación Chinquihue, precisó que en esta visita a Puerto Raúl Marín Balmaceda, «realizamos un diagnóstico técnico productivo en terreno de las concesiones en las que se implementarán los pilotos comprometidos en el proyecto. Así podremos tener una idea de las posibilidades reales de avanzar en diversificar productivamente la zona. Por otro lado, avanzamos en un diagnóstico participativo con los beneficiarios y habitantes de la zona, para conocer cuáles son las mejores opciones para ellos en lo que respecta a la acuicultura de pequeña escala».

Tillería indicó que «el conocimiento técnico y la capacidad de producir semillas de diversas especies en un espacio controlado, como ocurre en el caso de nuestro centro de producción de semillas, nos permite avanzar en este tipo de iniciativas, las que sin duda son muy importantes para un adecuado desarrollo local de las comunidades costeras que se dedican a la acuicultura de pequeña escala, como es el caso de Puerto Raúl Marín Balmaceda y la comuna de Cisnes».

Jaime Valencia será uno de los beneficiarios del proyecto. Llegó a la zona desde Concepción en el año 1984, según recuerda. Desde aquel entonces está dedicado a la pesca artesanal. Actualmente produce choritos en una concesión de poco más de una hectárea. Ha producido unas tres toneladas de este cotizado mitílido desde que inició su cultivo, en el año 2019. «Es poquito, de pequeña escala», reconoce.

Valencia indicó que «dentro de las especies que Fundación Chinquihue quiere trabajar acá, está la ostra japonesa. Está dentro del proyecto técnico de la concesión, así que estamos bien en esa parte», precisa. Su idea es avanzar en esa línea.  

Mónica Jaramillo también está dedicada a la acuicultura de pequeña escala en Puerto Raúl Marín Balmaceda. Es la otra beneficiaria. Cuenta con una concesión de tres hectáreas, donde produce choritos y cholgas, cultivos que trabaja en conjunto con su esposo.

«Nuestra producción es doméstica, por ahora», reconoce. La acuicultora destaca el trabajo de las instituciones involucradas y le parece muy importante «que puedan venir a lugares tan aislados». Sus expectativas sobre este proyecto tienen que ver con convertir esta actividad en «una actividad económica que nos dé frutos. Que podamos subsistir de ella y vivir de ella».

El proyecto Gobernanza Marino-Costera tiene como objetivo apoyar el fortalecimiento de la gobernanza marino-costera en Chile, transitando hacia un modelo que integre, coordine y articule a las comunidades locales, a las instituciones públicas, privadas, académicas y de la sociedad civil, para la conservación y el uso sostenible de los ecosistemas marinos-costeros y la diversidad biológica y cultural de estos espacios.

La iniciativa es ejecutada por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), en conjunto con la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA), el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA), el Ministerio de Bienes Nacionales (MBBNN), la Subsecretaría de Fuerzas Armadas (SFFAA) y la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE), siendo implementado por la FAO, con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por su sigla en inglés). El proyecto es implementado en dos pilotos: Sitio Piloto Norte, ubicado en las comunas de La Higuera y Freirina (regiones de Atacama y Coquimbo) y Sitio Piloto Sur, en la comuna de Cisnes (región de Aysén).

Leave a Reply