Skip to main content

“Gobernadora no puede pretender deshacerse de presupuesto para mejorar ejecución de recursos»

*Los consejeros Omar Muñoz (Udi), Raúl Rudolphi (Rn), Felipe Klein (Dc) y Jorge Abello (Dc) dicen que la iniciativa debería ser financiada con recursos sectoriales, recalcando que calles de Coyhaique no están preparadas para poner en marcha la iniciativa, pues se requieren obras previas


“Nadie se opone a un proyecto de transporte público de primer nivel para Coyhaique, pero no se puede recurrir a lo más fácil que es echar mano a recursos regionales, habiendo tantas necesidades por atender”. Así lo manifestaron los consejeros regionales Omar Muñoz (Udi), Raúl Rudolphi (Rn), Felipe Klein (Dc) y Jorbe Abello (Dc), para explicar por qué no apoyaron la iniciativa votada la semana pasada en el pleno del CORE.

Los consejeros coinciden en que las calles de Coyhaique no están preparadas para poner en marcha una iniciativa de este tipo, requiriéndose obras previas y enfatizando en que esto debería ser asumido con recursos sectoriales, además de atender otras prioridades más urgentes a nivel regional.

En particular, el consejero Omar Muñoz (Udi), subrayó que el costo de oportunidad de aprobar estos recursos significaría negar la sal y el agua a la gente que necesita resolver un sin número de necesidades, criticando la gestión de la Gobernadora Regional Andrea Macías. “A la Gobernadora sólo le interesa deshacerse del presupuesto regional para mejorar ejecución, a pesar de enarbolar el discurso de que «no financiaría a los sectores»”, indicó.

Muñoz dijo que el afán de gastar recursos para no perderlos por una mala planificación, “tiene al GORE Aysén transformado en una automotora”, recordando la compra de camiones y camionetas para ser destinadas a distintas comunas, además de vehículos para bomberos, carabineros, etc.. “Es un gasto que ayuda, pero en nada aporta al dinamismo y a la reactivación económica de la región”, aseveró.

En ese sentido, explicó que en Coyhaique se necesitan obras, entre ellas, “reposición de la pasarela Piedra del Indio, de la escuela España, del Cuartel de la 1ra Compañía de Bomberos, Construcción centro Rehabilita, construir la red de ciclovías, entre otras”, puntualizó.

Por su parte, Felipe Klein (Dc), quien se abstuvo en la votación, señaló que “hay muchas cosas que deben estar antes de que lleguen los buses”, planteando sus reparos a la iniciativa. “Es un proyecto anhelado por todos, pero hay muchas dudas (en infraestructura), partiendo por las aceras, los paraderos, el terreno donde van a estar los buses, dónde van a estar los cargadores”, enfatizando que las calles de Coyhaique no están preparadas para recibir los 37 buses que contempla el proyecto, sumado a la necesidad de construir cerca de 100 paraderos e instalar más semáforos.

Raúl Rudolphi, coincidió con el consejero Klein, señalando que esto “es poner la carreta delante de los bueyes”, recalcando que una instancia de esta envergadura debe ser asumida con recursos sectoriales, considerando que forma parte de una política de Gobierno.

Además, cuestionó la forma en que se distribuiría la inversión, dado que el compromiso del Gobierno Regional de Aysén sería aportar $15 mil millones durante los tres primeros años, partiendo en 2023, mientras que el Gobierno central lo haría con otros $25 mil millones, a partir de 2026. “Pero el actual Gobierno no va a estar el 2026 cuando deba aportar financiamiento. Es decir, el compromiso del Gobierno central es cero”, subrayó.

En tanto, el consejero Jorge Abello (Dc) recalcó que “el giro del negocio de transporte está en el Ministerio de Transportes”, donde si bien comparte las bondades de la iniciativa “nuestro mandato es velar por los recursos de la región” y cómo se atienden las necesidades más urgentes.

En ese plano, recordó que, habiendo otras prioridades, entre ellas, el subsidio eléctrico para sectores aislados (Villa O´Higgins, Isla Huichas, Amengual, La Tapera) o diversos programas de agricultura, ninguno de ellos se puso en tabla en la última sesión del Consejo Regional.

Abello además consideró que esto debiera tratarse con recursos sectoriales. “¿El Transantiago recibe algún aporte del Gobierno Regional Metropolitano?, la respuesta es cero”, insistiendo que “podemos aportar en las cosas que faltan, pero mi punto mayor es que esto es un tema que debe ser de cargo del Ministerio”.

Finalmente, los cuatro consejeros recalcaron que el diagnóstico está claro y por ende si el Ministerio de Transportes no avanza en el desarrollo del proyecto, sugieren incorporarlo en el PEDZE 2.0.

Leave a Reply