Skip to main content

Puerto Aysén-. Como un hecho de extrema gravedad calificó Gendarmería la incautación de municiones en poder de los habitantes del colectivo dos del Centro de Detención Preventiva de Puerto Aysén, hallazgo que se dio en el marco de un nuevo procedimiento de registro y allanamiento de carácter nacional.

Además de los proyectiles, el personal penitenciario encontró en esa dependencia, dos envoltorios con una sustancia vegetal, aparentemente cannabis y elementos cortopunzantes.

El director regional de Gendarmería resaltó la labor del personal que participó de éste y otros allanamientos realizados en Puerto Aysén que permitieron retirar de circulación una serie de elementos prohibidos por el régimen penitenciario.

«Efectivamente hemos tenido que redoblar nuestros esfuerzos operativos en esta zona, ya que el día anterior en el colectivo del frente se habían dañado los barrotes de una ventana del penal, es por ello que con un trabajo de inteligencia y considerando distintas variables técnico operativas se logró dar con estos elementos prohibidos, que ponen en grave peligro la seguridad del recinto, a nuestros funcionarios y por supuesto la población penal», detalló el director regional de Gendarmería, teniente coronel Freddy Molinet Anoni.

La complejidad de la situación quedó en evidencia, después de que en otro procedimiento posterior al allanamiento donde se incautaron las municiones, el personal de la guardia interna del CDP de Puerto Aysén incautó 42 papelillos con una sustancia blanca, presumiblemente clorhidrato de cocaína escondidos en una bolsa ziploc, al interior de un termo, además de un envoltorio con una sustancia pastosa de color verde oculta en una tubería del baño, todo en el mismo colectivo dos.

Finalmente hay que destacar que de ambos procedimientos se informó al fiscal de turno, quien instruyó que la Policía de Investigaciones retire los elementos incautados desde el establecimiento penal y realice los pesajes y pruebas de campo correspondientes.

Leave a Reply